Las redes sociales destruyen la vida privada de las personas

Cuando escucho cosas como estas (“Las redes sociales destruyen la vida privada de las personas”), me entran siempre ganas de matizar.

Es cierto que asistimos a un uso de las redes en el que cobra mucha relevancia -a mi modo de ver excesiva- compartir y compartir la vida personal e íntima, lo que se ha llamado con poca fortuna “extrimidad.

Si nos paramos a pensar a qué se debe, creo que la razón principal está en el uso que los más jóvenes hacen de ellas, al ser los que “más presentes están”. No encuentro lo mismo, en los usos adultos. La pregunta que me surge es si los jóvenes que se están criando al abrigo de esta o esta otra red social, algún día cambiarán de estilo. Y si los que vendrán después de ellos empujarán en la misma dirección.

En cualquier caso, las redes sociales no destruyen nada por sí mismas. Ha sido, insisto, el uso que se les ha dado, la dirección y sentido que han tomado. Porque bien podrían, a mi modo de ver, haber cogido otro campo y haberlo desarrollado. Pero se han anclado, lo reconozco, en lo más personal e íntimo de las personas. Los más jóvenes no saben lo que supone, y nosotros tampoco, que su vida íntima se vea continuamente vulnerada a través de la difusión masiva de lo que hacen por medio de palabras, imágenes y vídeos. A mi modo de ver, esto influirá decisivamente en su personalidad, quizá más dependiente de las opiniones ajenas, más expuesta a los otros buscando aprobación y apoyo, más inseguridad personal y vulnerabilidad, por tanto. Además, lo que hacen, o así lo percibo yo, supone una gran ruptura de sus tiempos de silencio y soledad, de atención a sí mismos, que son fundamentales para la construcción de la propia identidad.

Pero otros usos y formas son posibles, no tan ligadas a “mí mismo” y más abiertas al conocimiento, a la relación, a la información, a la cultura.

Intimidad y extrimidad en las redes sociales. | La intimidad de los jóvenes en las redes sociales | Privacidad e intimidad en las redes sociales. | Jóvenes y sobreexposición de la intimidad | El tráfico de la intimidad, el negocio de las redes sociales 

Anuncios

Un comentario sobre “Las redes sociales destruyen la vida privada de las personas

  1. Cuando yo empecé a usar Facebook tenia 18 años recién cumplidos y hasta hoy sigo ahí. Cada año antes de Navidad vacío mi cuenta de Facebook de todo (publicaciones y fotos), para mi es un modo de volver a empezar otra vez. Y ya de paso, borrar todo mi rastro. Por qué? Fácil, a mi me gusta empezar de cero como se diría.. Y tengo muy claro que esto de las redes sociales tiene fecha de caducidad.. Cuando eso pase quiero simplemente borrar todo rastro sobre mi persona.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s