De qué se alimenta el alma

Los amantes de la lectura no vamos siempre por el último libro, la novedad, ni tampoco nos fijamos excesivamente en los puestos que nos venden “lo mejor”. Muchos sabemos lo que queremos. Y habiendo tanto, preferimos elegir incluso releer que gastar tiempo y dinero en lo que no alimenta.

Sócrates (Platón) es uno de esos textos a los que se vuelve una y otra vez. Hoy os comparto un vídeo sobre uno de sus diálogos. Mejor dicho, sobre una pregunta importante de uno de sus diálogos. Una lectura rápida, sólo centrada en esa cuestión, sin ánimo alguno de descubrir la panacea ni abrir las puertas del paraíso. Sólo es una invitación, a la pregunta y a la lectura. En un asunto sumamente delicado, como se puede comprender, y en el que la prudencia extrema sería la mejor de las opciones. Pero pienso que a la prudencia se llega tarde y sólo se plantea cuando se ha perdido y nos damos cuenta de que carecemos de ella.

Espero que sea de provecho, que no despierte muchas sospechas en nadie y no haga desesperar a quien no lo conoce. A quien ya lo ha leído (o meditado, porque es para meditar) mis más sinceras disculpas porque lo que cuento en el vídeo es poco menos que una vaguedad. Sigo creando el canal a ratos libres, precipitados y casi sin guión.

Si no éste, a lo mejor alguno de los otros libros o vídeos os son de más ayuda.

Aquí tenéis el canal, por si alguien quisiera suscribirse.

https://www.youtube.com/channel/UCCajKTrbpIvU2P-CbduY65w

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s