Entre sollozos y llantos

En casa, a las 16h de la tarde de hoy, precisamente a esa hora había de todo menos paz. Con el pequeño en brazos, oyendo sus sollozos y llantos, no he podido escuchar con total atención la mesa que ha tenido lugar esta tarde entre los profesores Miguel García-Baró y Esquirol. O al revés, escuchando al pequeño no he podido oír eso que estaba pasando en Comillas. Da igual. Lo he intentado, pero por momentos no se oía ni escuchaba ni una sola palabra. Sólo una especie de demanda extenuante.

Aquí tenéis el enlace, por si alguien quiere y puede:

http://www.fenomenologiayfilosofiaprimera.com/2017/04/garcia-baro-y-esquirol-streaming.html

El caso es que mientras caminaba por la casa sí me ha dado tiempo para pensar lo extraño que es escuchar sin estar, saber que estoy allí pero no del todo y que en aquella aula, que bien conozco, está sucediendo algo que me gustaría vivir sentado en sus sillas extrañas, ver las caras de los participantes y saludar a más de un amigo presente. Son cosas del mundo que me ha tocado vivir, de esta tecnología.

Pero lo más extraño de todo, lo que más me ha hecho reflexionar un rato, es saber que yo estaba pero de forma tan invisible que nadie de los asistentes lo conoce. El anonimato, el terrible anonimato que te aparta de lo que realmente acontece.

Por cierto, en casa nunca tomo notas de las conferencias. Algo que, de estar allí enteramente, hubiera sucedido, con algunos de mis cuadernos negros de filosofía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s