Estrategias para crear buenos hábitos de estudio

Los alumnos, a determinadas edades, no es que no sepan lo que tienen que hacer, sino que carecen de estrategias, flaquean en los cómos, en las formas. Rinden por debajo de sus posibilidades o no alcanzan un buen hábito de estudio, que permita hacer otras cosas. Ya sabemos que meterse en la habitación y pasar horas allí “estudiando” no sirve de nada.

Las claves son sencillas. Te propongo que tomes este post como una especie de test y puedas marcar dónde están los puntos fuertes e identificar al mismo tiempo debilidades.

Antes del estudio

Los preparativos son muy importantes. Debe contar con las herramientas necesarias:

  1. Horario de actividades de la semana. Conocer sus días fuertes y sus días blandos. Saber adaptarse para que no todo sea igual.
  2. Conocer el calendario y el tiempo disponible. Reflexionar sobre ello, porque la percepción del tiempo es fundamental para no dejarlo para luego. En su calendario puede medir con un sencillo código qué días ha rendido mejor y qué días peor. Por ejemplo, en lugar de tachar los días sin más, taparlos con un número del 1 al 4.
  3. Lista de tareas, trabajos, exámenes. De las que pueda ir siguiendo su evolución. Las fechas que conozca debe acostumbrarse a ponerlas en el calendario. Verlas llegar ayuda.

Lugar de estudio

Se trata de asociar su estudio a un lugar, para que haya mejor disposición. Debe ser por tanto un lugar fijo, en el que se encuentre cómodo.  La edad es relevante, para graduar el seguimiento de los adultos a la par que dar autonomía y confianza.

  1. Sin ruidos, sin distracciones. Saber que el móvil u otras pantallas hoy son la gran distracción, sin hacer nada, implica empeorar o cronificar una situación, darla por imposible. Garantizar la concentración en las primeras etapas es un regalo inmenso que podemos hacerles, y en la adolescencia les ayudará mucho crear un clima propicio en casa. Cuando se ponen y no pueden, se desesperan.
  2. Mesa y silla cómodas. Son herramientas de salud básicas, que nos disponen al trabajo en mayor o menor medida. Una mesa con espacio para sus cosas, acostumbrándose al orden y al equilibrio. En la que tengan lo imprescindible, lo que tienen que hacer. Una silla que les permita una correcta postura, que no les canse más.
  3. Espacio personal. Lo tienen que ir haciendo suyo, sintiendo como propio. Por lo tanto, poco sentido tiene que se lo demos todo hecho sin dialogar con ellos. Y nada de recogérselo después. Es suyo, se lo debe apropiar, sentirse responsable de él.

Tiempo de estudio

Aprender a ser dueños del tiempo y lo que significa. Partimos de unos muchachos que desconocen su importancia vital, que van al ritmo de lo que ven fundamentalmente, que deben asumir lo que es. Mis alumnos y yo mismo, toda persona en general, hemos pasado por la sensación ante un examen de haber podido aprovechar más el tiempo, o en la vida misma.

  1. Clave fundamental: la constancia. Para formar un hábito hace falta tiempo de consolidación, que luego aparecer como connatural. Cuando hablamos de buenos hábitos nos referimos a buenas prácticas no puntuales, sino que forman parte de la vida y nos hacen mucho más fácil tomar decisiones en una dirección. Será más fácil ponerse a “hacer algo” cuando es un “hábito formado”.
  2. Con el horario en mano, distribuir tiempos de estudio progresivos según las edades. Ayuda poner límites, horas tope más allá de las cuales no se trabaja y se hacen otras cosas. Algo tan importante como aprovechar el tiempo disponible para lo que hay que hacer y no otras cosas. Tiempos cortos, que se puedan evaluar de algún modo. Los más pequeños tendrán que dar cuenta de lo que han hecho, mostrar un registro, enseñar las tareas cumplidas. Los mayores deben ir gestionándose a sí mismos, sin sentir que nadie les supervisa hasta el día de las notas.
  3. Periodos cortos. Tres horas seguidas de estudio valen menos que tres periodos de una hora concentrados y descansados. Pero una hora es mucho. En clase se les hace muchas veces larga, cuánto más cuando ellos están solos en su habitación. Mejor otras distribuciones.
  4. Distribuirlo entre varios asuntos. No dedicar toda una tarde a una asignatura o materia, sino ir variando la actividad. Otras actividades intelectuales también deben integrarse en esta distribución.
  5. Empezar por las tareas difíciles y con peor disposición. El adulto tendrá que identificarlas, después serán los propios alumnos los que hayan adquirido esta estrategia mínima. Se trata de estar descansado ante los retos, no dejarlos para el final cuando el tiempo y las fuerzas van justas, de modo que se haga corriendo sin más.

Estrategias para un buen estudio

  1. Comprender. El objetivo es este. Esto es algo que no se hace solo en clase, con atención, sino que debe continuar en casa para adquirirlo bien, con seguridad. Comprender es saber manejar con soltura, no repetir memorísticamente, y generalizar este aprendizaje. De ahí que el reto sea conseguir hacer un ejercicio solo, ver un cuadro e identificar algo conocido, escuchar o leer una noticia y reconocer elementos…
  2. Apuntar preguntas, dificultades y problemas. Enseñar que esto es parte buena del aprendizaje, para luego pedir ayuda y solucionarlas cuanto antes. Un alumno sin base será, sin dudas, un alumno aburrido, distraído, indiferente en clase. Atajar cuanto antes la cuestión aporta más seguridad en el estudio, perdiendo el miedo a solucionar estos problemas.
  3. Leer no es estudiar. Es necesario incorporar al estudio algún método, con el que el alumno se encuentre cómodo: subrayar e identificar lo importante, para luego hacer esquemas, resúmenes, notas… y terminar repasando lo trabajado hasta recordarlo. Pasar hojas, sin fijar, supone perder el tiempo frecuentemente.

Consejos para padres y profesores

  1. Cunde más el ejemplo. En la medida de lo posible, estar con ellos haciendo algo similar. Quien estudie, lo tiene fácil, pero si no es el caso, quizá ponerse a leer a su lado o repasar algo de lo aprendido. Les motivará, les hará comprender sus tareas como algo normal.
  2. Facilitar. Si a los muchachos les cuesta esfuerzo, es mejor que nos esforcemos también por ellos. Es mejor ayudarles a crear un hábito, con una cierta sistematicidad y planificación por nuestra parte, que pelearnos una y otra vez estando encima para que hagan algo.
  3. Claridad en las normas. Las normas de casa son para todos y a todos obligan de una u otra manera. Y todos igualmente somos responsables de que se cumplan. Si es momento sin televisión, hasta que se pueda flexibilizar la norma, es tiempo sin televisión para todos.
  4. Ser positivos, reforzar lo bueno. Sin enzarzarse en otras discusiones, cuidando lo importante, que es crear este hábito. Por tanto, hacer comentarios positivos, buenos, destacando también el esfuerzo que supone, mostrar los logros, impulsar una sana idea de sí mismos y de sus posibilidades.
  5. No dar por perdido. Pero reconducir, reaprender o desaprender lo que no ha funcionado. Repetir una y otra vez lo mismo suele conducir en la misma dirección. Lo mismo que decimos a los alumnos, si algo no se sabe o se tienen dificultades hay que preguntar a quien sea capaz de responder. Seguro que hay gente que quiere ayudar, que es “más o menos” experta en el tema. Hay que fiarse y perder la vergüenza. Mejor antes que después.
  6. Saber acompañar, estar cerca. La proximidad ayuda, no por vigilante sino por apoyo. Acompañar supone crear también hábito de hablar del colegio, del estudio, de lo que se va aprendiendo y haciendo, de las tareas… Acompañar es estar disponible por si algo podemos solucionar o explicar de nuevo, acercándonos sin que fuera fácil lo que están haciendo, sino empatizando con su situación y necesidad… Acompañar sería hacer revisión de lo logrado, aportando perspectiva… Acompañar es estar al lado cuando lo necesitan, y a principio de curso, cuando está todo por crear o hay que retomar estos hábitos, también supone tiempo de dedicación y cariño… Acompañar requiere paciencia, no perder los nervios, impulsar en una dirección.. .

Si te pareció interesante, seguimos dialogando en Twitter @josefer_juan

joseferjuan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s