Hoy se tuitea sobre #RipTwitter

Si son ciertas las informaciones, Twitter dejará de ser lo que es. La red con el TL más activo va a introducir un algoritmo que seleccionará lo que aparece a cada usuario, “según sus intereses”. Lo cual significa claramente que cambia totalmente la forma de actuar e interactuar.

Dicho de otro modo:

  1. La compañía toma las riendas. En ocasiones se nos olvida que Twitter es un gran negocio, que puede servir a otros fines, pero que está creada por y para generar dinero y riqueza. Este paso es una muestra más, y mucho más claro, que detrás de todo hay un enorme negocio en el que las compañías están compitiendo. De forma especial se trata de ganar a los usuarios que llegan, a los jóvenes millenians con su desinterés por lo público.
  2. El usuario perderá el control sobre lo que ve y lo que no ve. Aparecerá en pantalla una selección hecha que queda en manos de un algoritmo. Su TL será, de este modo, artificialmente controlada y manejada con criterios ajenos a los usuarios. ¡Qué fácil será entonces borrar contenido o dirigir publicaciones en una u otra dirección!
  3. Los usuarios se agruparán en contenidos e intereses. La apertura de la red quedará aún más dividida en subgrupos, con poca relación entre ellos, y los usuarios temáticamente clasificados. Las personas dejan de ser lo primero, lo serán las etiquetas, las categorías, la capacidad de unos y otros para hacerse relevantes en un asunto.
  4. Los beneficiados serán los influncers. Esas personas que tienen miles de seguidores, que son considerados fuentes de autoridad y cuya opinión cuenta de forma especial en una material. Sin duda alguna, como ya sabemos, muchos de estos usuarios luego se alían con compañías para ser productivos y mostrar productos o crear tendencias. Así de sencillo. Una gran plataforma marketera y publicitaria.
  5. Pérdida de valor democrático, como espacio público. Ya ocurre en Facebook, que ha pasado a ser una red de íntimos y conocidos. Twitter permanecía como la gran plaza pública de encuentro e intercambio, pero ahora pasaría a adaptarse a la tendencia intimista de los millenias, reservada, privada y selectiva. Lo cual cambia absolutamente el panorama de la red y la capacidad para ser profética y socialmente incómoda. Este espacio espero que sea ocupado por nuevas propuestas.
  6. Capacidad para silenciar. Claramente, cuando no se ponen reglas meramente formales sino que se interviene el contenido, la red se hace mucho más atractiva para grupos de poder o de presión. Si hasta ahora los gobiernos más totalitarios prohibían directamente Twitter, mientras los democráticos intentaban manejar a opinión que en ella surgía, lo que ahora se viene encima es una venta muy atractiva para unos y otros, pues influir en el algoritmo es tremendamente fácil. ¿Qué será lo que se privilegie, qué será lo que se silencie?
  7. Conformidad, adaptación. Supongo que la mayor parte de usuarios están al margen de esta protesta, que al final se adaptarán y acomodarán. Pero espero que muchos piensen lo que está ocurriendo. Supongo que los expertos ahora se estarán frotando las manos, porque el negocio es mayor. Los usuarios, por su parte, pasarán a ser receptores privilegiados, cuyos intereses se venderán mejor a quienes más tengan.
  8. Lo que no es relevante, no existe. No es cuestión de mayoría, sino la tendencia a la “masa”. No será producto del diálogo, sino de lo que se venido llamando “pensamiento único”. Las minorías quedarán encerradas en sus grupos sin interés para el conjunto, lo que no hace más que marginar nuevamente a quienes pueden aportar algo diferente o significativo.

Por mi parte, sumarme a la protesta. Y permanecer atentos a las novedades que van surgiendo. Ojalá que la red no pierda esta capacidad de diálogo y encuentro, que no quede en manos de “quién sabe qué”.

Anuncios

2 comentarios sobre “Hoy se tuitea sobre #RipTwitter

  1. Personalmente, hace mucho tiempo que dejé de estar pediente a mi timeline de Twitter, quizá debido a mis inicios en la red del pajarito donde seguía a gente a diestro y siniestro y que, años más tarde, ha supuesto que mi TL esté lleno de ruido (sé que debo hacer limpieza, pero me da tanta pereza…).
    No obstante, soy un auténtico defensor del uso de las listas. En mi opinión, en ellas reside la verdadera utilidad de Twitter: tener la posibilidad de organizar tu entrada de tuits en función de temáticas, afinidad, intereses, etc.
    Mientras Twitter no fastidie el uso de estas listas, creo que podré sobrevivir a los cambios que se avecinan.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s