Grandes males de la educación contemporánea

Vaya jaleo se ha montado con el asunto de la evaluación del profesorado. Espero que los comentarios, como el mío, no nos despisten de lo verdaderamente importante en el asunto y tarea. Tanto hablar de la educación y de sus males, perdemos de vista todo lo bueno que tiene. Hace un siglo en este país sabía leer y escribir el 1% de la población. El camino realizado ha sido intenso, pese a todo lo que quede por hacer.

Alguna persona me ha respondido muy amablemente a mi comentario diciendo que yo debía ser de los malos profesores, que tiemblan ante la evaluación. Con cariño, respondo que ni tengo miedo a la evaluación ni me opongo a ella de raíz, más bien todo lo contrario. Ojalá llegue el momento en el que alguien me ayude en mi labor y deje de pedirme papeles. Pero sigo pensando que el problema no está bien enfocado.

  1. El gran problema de la educación española es que los alumnos no quieren estudiar. No veo que los profesores, de forma general, no quieran enseñar, sino más bien todo lo contrario. Lamentan no pocos no poder enseñar lo que desearían. Vemos a los chavales muy capaces, con grandes medios, y poco centrados en lo que tienen que hacer. La respuesta que se ha dado durante años es que hay que motivarlos, y se ha hecho responsables de esta tarea una vez más a los profesores. En lugar de asumir la pregunta que plantea esta situación: ¿Por qué no quieren estudiar, por qué no quieren aprender, por qué no le ven valor a lo que hacen? ¿Por qué se les ha incrustado en la mirada y el juicio, tan pronto y tan tristemente, el pragmatismo de lo inmediatamente útil? Cierto que hay que motivar, indiscutiblemente, pero no habrá alguna cuestión más de fondo en todo esto a la que no atendemos convenientemente. ¿Tiene sentido que la segunda generación que se beneficia de la educación universal esté enconada en este planteamiento?
  2. ¿Es la cultura el centro de la educación? Con mucho respeto retomo esta cuestión, que tantas otras veces he mencionado. La universidad tiene en su origen un Humanismo que hoy parece que somos incapaces de recuperar, en el que el saber no distinguía entre ciencias y letras. De la universidad nacieron las escuelas que conocemos hoy, no como modo de preparación para ella exclusivamente, sino para orientar la sociedad en su conjunto y elevarla a valores más altos, para mejorar los pueblos, para seguir avanzando en la historia. Hoy, que tenemos esta herramienta poderosa extendida por todos los rincones de nuestro país, y que tantos otros quisieran para sí, ¿no va girando hacia servir de antesala del mundo laboral? Si algo destacaría de los pedagogos antiguos, los que se empeñaron en comenzar con los más pequeños, fue el valor que le dieron a la infancia y juventud por sí mismas. Hoy, en muchos casos, queremos hacer de los pequeños y jóvenes pseudoadultos enfrentados a un mundo que se presenta como poco amable y poco esperanzador. No lo digo yo, lo dicen ellos cuando contestan estadísticas. Me sigo preguntando a qué fin se supedita la educación realmente, cuando se desarrolla el curriculum, cuando se apoyan algunas reformas.
  3. El papel de la familia en la escuela, ¿perdido? Mis padres me llevaban con ellos cuando iban a hablar con el maestro, siendo yo bien pequeño. Lo primero que decían siempre es que estaban del lado del profesor, para mi bien. Entonces captaba lo que podía, pero ahora lo he comprendido perfectamente. Mis padres no estaban metidos en el colegio que yo estudiaba, pero sí estaban conmigo por las tardes con un buen seguimiento de cómo iban las cosas. La lista de tareas, los temas que tocaban, etc… Mi madre era maestra pero quien preguntaba “la lección” en casa era mi padre; casi todas las noches se interesaba por lo que iba aprendiendo. Tengo amigos hoy con chavales pequeños que dedican horas y horas de su tiempo a esta labor. Ahí veo una excelente conexión y comunicación entre colegio y familia. Pero esto es una tarea escolar, académica si se quiere. Donde está el meollo es en la capacidad de educación que la sociedad tiene en su conjunto para hacer bien a la siguiente generación y elevar su esperanza e ideales. La relación entre familias y escuela no puede verse relegada a dos o tres reuniones, o mensajes. ¿No deberían ir al unísono, y es ahí donde está el meollo que cuesta enfocar y aclarar? ¿Qué apoyo reciben los chavales por parte de sus familias, especialmente las más desfavorecidas? ¿Cómo asumen los chavales la responsabilidad de futuro que tienen con los suyos y con la sociedad en su conjunto? Creo que esto no lo ven.
  4. Reducción de la educación al curriculum. Algunos debates están viciados de raíz porque educar es mucho más que un conjunto de materias ordenadas, si bien las materias pueden favorecer o impedir esa educación “del espíritu y de la persona” (palabras clásicas). E igualmente, junto con la materia, la metodología que se impulsa. Pero el foco es la persona, su integralidad y conjunto. No se recuperará el valor de la educación haciendo del curriculum algo más práctico, sino volviendo a la visión general de la persona y de la sociedad, haciendo de la escuela motor real de respuestas de futuro para la humanidad en su conjunto. Lo peor de esta reducción es que conduce a que la nota es casi lo único importante para muchos. Éste es el foco del error, no sólo de la escuela, sino de la sociedad en su conjunto. La nota es importante, pero ni de lejos es lo fundamental. O, dicho de otro modo, al servicio de qué se pone la inteligencia y no cierta inteligencia por sí misma. Al final hay que evaluar, efectivamente, y qué poco ha cambiado la evaluación con tanta Ley como han sacado en los últimos veinte años.

Como siempre, sé que no he terminado prácticamente nada con esta lista. Profesores desmotivados, también es un tema crucial. Profesores que no han cuidado su formación, también. Profesores que han hecho de esto un trabajo como cualquier otro, también. Profesores que ni siquiera hacen lo que deben, lo que les toca, probablemente. Aunque insisto en que la normalidad no es esa, ni de lejos. O yo he vivido en muchos Paraísos, porque llevo ya varios centros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s