Correo electrónico, canal de comunicación selectivo

No he dejado de usar el correo electrónico desde que abrí mi primera cuenta en 1997. Ha cambiado mucho desde sus inicios y actualmente es un medio privilegiado para una buena comunicación, selectiva, ordenada y clara. Mucho más profesionalizado, centrado en proyectos, con un alto rendimiento y efectividad en la comunicación.

También hemos aprendido mucho en este tiempo. Pienso, además, que es buen momento para que los más jóvenes se reenganchen y obtengan el mejor beneficio para ellos de su uso:

  1. Van dirigidos de alguien a alguien, tienen identidad, personalidad. Cualidad que hay que cuidar, por ejemplo con la firma, con una buena foto, con clara identificación. Quien recibe un email valora mucho este aspecto y lo destaca como esencial.
  2. Como no había más, le dabas el correo a casi todo el mundo, y te llegaban correos de medio planeta y miles de compañías vendiendo sus productos. No era infrecuente que entre la morralla se colara algún virus. Sin embargo, hoy no se comparte con cualquier persona, y muchos prefieren entablar diálogo primero a través de otros canales, para posteriormente pasar a este si la cosa prospera. Esto ha ayudado a la especialización.
  3. La movilidad, con sus riesgos, creo que es actualmente uno de sus fuertes. Escribimos para que alguien pueda leerlo, casi de paseo o en un lugar de paso. Al menos sabemos que forma parte de la comunicación más instantánea.
  4. Prestamos mayor atención a un email que a otros mensajes que nos puedan llegar. En función, principalmente de su especificidad. Como he dicho antes, es un canal que hoy es muy selectivo contribuyendo a su relevancia.
  5. Brevedad, concisión, lenguaje más cuidado. Los email son herederos evolucionados de las cartas. Hemos aprendido a escribir emails más eficaces y que van directamente al asunto. Pero no se escribe un email como se escribe un tweet. Aquí procuramos ser más correctos.
  6. Conexión con la nube. Ya no hablo de la capacidad que tenemos para compartir archivos cada vez más pesados, sino de la posibilidad de trabajar con ellos on-line, porque el email es ya un servicio integrado en la nube.
  7. No da miedo tirar a la papelera, incluso sin abrir. Hay que barrer el email. Eliminamos a más velocidad, con más claridad. Borramos, quitamos de la vista, gestionamos mejor. ¡Qué importante ha sido esto! Dicho lo cual, hay que esforzarse para superar esta barrera, si quieres tener éxito.
Anuncios

Un comentario sobre “Correo electrónico, canal de comunicación selectivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s