Nunca pienso que las personas quieren engañarme

A lo mejor me engaño a mí mismo al pensar eso y, como dicen otros, hay que estar más alerta, ser más pícaros o más exigentes. Pero caería en picado. Porque entonces cualquier persona sería susceptible de dudas y sospechas, comenzaría a dar largas y respuestas dilatantes, a moverme en terrenos movedizos.

No es cuestión de confianza ciega en nadie. Sino de buen trato desde el principio. Supongo que a algunas personas les extrañará que desconocidos puedan ser amigables entre sí. Son los mismos que te anuncian en los primeros pasos que debes esperar a conocerlo del todo, o que todavía no sabes que… ¡Qué cansinos que son! ¡Adelantando siempre el mal en otros sin darse cuenta del suyo propio!

Sé que hay personas que engañan, que mienten, que ocultan, que ponen una cara y realmente van de otra cosa. Pienso que son ellos quienes tienen el problema y no yo. Han construido una vida de falsedad, no han disfrutado a fondo nada. Quizá tampoco hayan conocido a nadie, sólo pensando en lo suyo. Éste es otro problema.

El caso es que siempre te topas con alguien que te quiere dar lecciones de vida, cuestionando el universo entero y poniendo en tela de juicio a los demás. A estos conviene tratarlos bien, sin darles mucha coba. Son grandes amigos que se preocupan por nosotros, como saben.

Lo que tengo claro es que, si alguien engaña, no es ni amigo ni trae nada bueno tenerlos cerca. Su vida los enterrará en la soledad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s