Resulta lamentable ver y leer cómo va desapareciendo de primera plana de las noticias un desastre tras otro. De ocupar prácticamente todo el noticiario, se va descolgando progresivamente hasta no ocupar ningún lugar, ni privilegiado ni secundario.

Las redes sociales siguen el mismo camino, según tendencias. Pero al menos es posible presentar una alternativa. Las cosas, las personas no caen en el olvido. Somos nosotros los que olvidamos. Y no hay que echar las culpas a nadie más.

#NoOlvidarNepal
#NoOlvidarIrak
#NoOlvidarNigeria
#NoOlvidarKenia
#NoOlvidarSomalia
#NoOlvidarSiria
#NoOlvidarLibia
#NoOlvidarLampedusa
#NoOlvidar

Anuncios