A qué sirve la educación

Pienso estos días en la cantidad de dimensiones que tiene la educación y en su enorme disposición al servicio. La escuela, de por sí, es un lugar para el otro, para su bien, que busca algo más allá de ella misma. Pero cuando me pongo a reflexionar en todo este asunto me asalta una amalgama de realidades, y una gran distancia entre aquello que debería ser y lo que realmente es. Son servicios muy variopintos:

  1. Al alumno. De hecho, debería ser lo principal. Su propia persona, siendo capaces de acompañar su crecimiento y desarrollo, mirando también su felicidad y futuro.
  2. A su familia. Incuestionablemente. Porque se “hace cargo” de forma profesional de este proceso, y porque da soporte en muchos temas a los padres. También es verdad que este “hacerse cargo” permite que sus padres se dediquen a otros asuntos.
  3. A la sociedad presente. En el sentido anterior, la escuela forma parte de la estabilidad social presente. A través de la educación se abordan muchas cuestiones actuales, se ofrece una visión del mundo, de la actualidad, de las personas. En cierto modo, la escuela debería ser un espacio crítico respecto de los fundamentos, las líneas sociales, el resto de los ámbitos en los que nos movemos.
  4. A la sociedad utópica. En tanto que busca mejorar la anterior, en principio, y no quedarse como una mera doncella de lo que hay. De algún modo es la instancia social más potente, en cuanto social, para la transformación de la realidad. Y siempre lo hace. La pregunta será, en este caso, hacia dónde lleva la educación a los alumnos. ¿Mejoramos o empeoramos?
  5. A la cultura. O, insisto, así debería ser. A través de la escuela se ha democratizado la cultura en su sentido más peculiar. Se pone al niño y al joven en contacto con la excelencia de la historia, con lo mejor que ha sucedido. Y también se enfrenta con lo peor. Y creo que esto debería recalcarse más y dejarlo bien claro: a través de la educación las personas nos ponemos cara a cara ante el bien y el mal, y toca decidir.
  6. Al estado, a los ministerios, las políticas, la economía. Efectivamente, la educación hoy por hoy está a merced de todo esto. Cuando pienso que debería ser de otro modo, tampoco veo la forma, más allá de un pacto de independencia. Pero aún así, la educación estará obligatoriamente metida por su esencia en todas estas cuestiones por su relevancia para las personas y las sociedades, sin poder quedarse al margen. Otra cuestión es el zarandeo continuo que, al menos en España, sacude cada pocos años los programas, las estructuras, los recursos…
  7. A los profesores. A nosotros, educadores, nos da profesión y trabajo, pero también nos brinda la oportunidad de vivir vocacionalmente. Esto es, por un lado cubre nuestras necesidades básicas y por otro lo más elevado. Un profesor es útil a la sociedad, y lo sabe. Es útil, inmediatamente, a sus alumnos y sus familias. Es útil, si se lo plantea así, al resto de compañeros de claustro. Y es útil al futuro. Un maestro siempre aporta algo.
  8. Algunas escuelas, además, tienen un marcado carácter, una identidad que preservar. Y de igual manera buscan que la escuela esté, por decirlo así y aunque esté mal dicho, al servicio de la misma. Pensamos que es foco, fuente y núcleo del resto, y que por tanto la organización debe pivotar teniendo esa esencia clara.

Otros frentes, me los callo. Pero se pueden intuir.

Lo que más me preocupa es que, entre tantos servicios, al final se pierda y no pueda centrarse bien. Ni nuestra labor, ni los propios alumnos, ni las propias familias. Si preguntásemos a distintos colectivos esto, estoy absolutamente convencido de que, en la práctica y en lo real, quizá no estaríamos de acuerdo. Y todo este fraccionamiento se aprovecha para colar otros fines y anteponer más “las utilidades” que “las personas”.

Dicho lo cual, a seguir caminando y educando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s