Algo bueno tendrá

Efectivamente, con el paso de los años, seguimos aprendiendo.

No todas las opiniones son respetables. Ni mucho menos. Un hombre que pega a su mujer no tiene razón alguna, diga lo que diga. Y no respetaré sus opiniones digan lo que digan. Tampoco me parece cabal quien defiende que en todo hay algo bueno. En ocasiones esto no es más que una cobardía, que no quiere afrontar el conflicto necesario de la vida, y la lucha por el bien y la verdad.

Diría más. Que las opiniones, por el hecho de ser opiniones, no tienen por qué ser respetables. Deberíamos someterlas a examen, sin desvaríos y sin miramientos. Al modo como Sócrates.

Las opiniones y las personas que las sostienen no son lo mismo. O no deberían serlo. Aquel que se identifica radicalmente con sus opiniones será incapaz de examinarlas y examinarse. Deberíamos mantener una cierta prudencia y distancia. Incluso respecto a nosotros mismos. Ciertamente no es fácil. Pero es el único modo de no respetar opiniones y al mismo tiempo respetar siempre a las personas.

Os invito a pensarlo y a no volver a repetir jamás eso de “en todo lo malo hay algo bueno”. Aunque sólo sea por los campos de concentración, por la violencia gratuita que muchos hombres sacuden a las mujeres, por los niños inocentes que mueren en tantos países por los caprichos del norte, por la terrible ingratitud de quien no puede mirarse nada más que a sí mismo…

PD. Este post se lo debo a alguien a quien quise hacer pensar hace unos años y que me lo devuelve con creces con su cercanía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s