Días de gratuidad

Es gratis aquello que no tiene precio. Puede ser por defecto, porque valga tan poco que ni merezca la pena hacerlo. Es lo que suele suceder en las promociones. Pero también puede suceder que tenga tanto valor que sea imposible cuantificarlo, como en el caso de la vida, del amor, de las personas. Poner una “cantidad” a lo segundo es simplemente ridículo. Aunque en nuestro mundo y nuestros tiempos suceda en cada rincón.

Hay otro tipo de gratuidad, todavía mayor. La que comparte lo que tiene, la que sabe dar de lo que tiene, la que entrega generosamente sin pedir nada a cambio… sin esperar nada a cambio. La gratuidad vivida, no recibida; la gratuidad ejercida, no escrita; la gratuidad loca a la lógica del beneficio, que gana lo que no se puede esperar…

Anuncios

Un comentario sobre “Días de gratuidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s