¿Todas las preguntas tienen respuesta?

Hoy me han preguntado esto, en mitad de la clase. Me ha parecido una de las mejores preguntas que se puede hacer tratando lo que tratábamos. No es que me sorprenda, porque creo en los jóvenes que tengo delante. Y con cosas así, mucho más. Es que la pregunta es muy buena. ¡Muchas gracias por lo que has dicho y hecho, por tu valentía!

A mi modo de ver toda pregunta viene por algo. Quizá la primera vez que la formulamos no lo hacemos de manera adecuada, pero sigue ahí pinzando por dentro, inquietando el alma, provocando pensamientos, sentimientos y acciones. Newton no se asombró de que una manzana se cayera el árbol. Quizá miró alrededor buscando alguien que se la pudiera haber tirado. Y luego llegó a su pregunta: ¿Por qué las cosas se caen? Y llegó a su respuesta: No se caen, son atraídas por una masa mayor. Nada que ver con lo primero que podríamos pensar, a simple vista.

Creo que toda pregunta tiene, además de un porqué, un para qué más difícil de atisbar que va dando sentido a lo que vivimos. En nuestras preguntas nos jugamos la vida misma, nuestra única vida. De las respuestas, no pocas veces imprecisas, inseguras y confiadas se van pasando los minutos, las horas y los días. La inmensa mayoría de las grandes preguntas son cuestiones en las que nos jugamos la vida, que nada tienen que ver con un elenco de enunciados en forma de examen. Es algo mucho más serio, hasta el punto de que incomodan, nos hacen singulares, personales, únicos y distintos. Miramos alrededor y muchas veces es como si estuviésemos solos frente al mundo entero. Pero no es cierto. En este camino estamos muy acompañados.

Toda pregunta tiene su respuesta. Otra cuestión es la facilidad con la que lleguemos a ella, o si nos satisface en ese momento. Sin duda alguna la pregunta nos pone en camino, nos hace humanos, personas, nos integra más y mejor en el mundo, nos quiere revelar su belleza igual que en tantas otras ocasiones sirve de protesta frente a la injusticia, el mal y el sinsentido. Nos pone en búsqueda. ¡Qué maravilla!

Lo que no vale, en ningún caso, es que otro responda, hable y se adueñe de la vida por mí. Es una tarea personal, no solitaria, propia. En la que también aprendo a confiar.

Hoy me he preguntado qué hago en el mundo. Quizá lo único que sea capaz de responder hoy es qué quiero hacer en el mundo. Esta pregunta está a mi alcance, sin olvidarme de la anterior.

Anuncios

Un comentario sobre “¿Todas las preguntas tienen respuesta?

  1. ¿Por qué más de cien mil niños en España, indefensos e inocentes, son desahuciados legal pero ilegítimamente del seno materno y sus restos mortales tirados a la basura? ¿Por qué trabajar por un salario que no llega ni para el alquiler de un piso 30 metros cuadrados? ¿Por qué nuestros hijos son educados en la cultura de la muerte, del nihilismo, de la ideología de género, de los preservativos y las píldoras anticonceptivas? ¿Dejaremos un mundo mejor que el recibido?¿Por qué el dinero está antes que las personas?¿Qué buscamos en el océano de las redes sociales?¿Por qué la soledad es nuestra única compañía?¿Por qué despreciamos a los débiles, a los enfermos, a los drogadictos, a las prostitutas?¿Por qué sembramos en el jardín del amor la cizaña de la lujuria?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s