Anotaciones varias de un día curioso

  1. Estoy leyendo un libro muy sensato sobre política y realidad social. Me gusta especialmente porque trata las grandes cuestiones desde la vertiente de las personas y de lo sentimientos. Pero me parece muy cobarde y muy cómoda su postura, que no se adentra ni en el problema del mal ni en la cuestión del bien. Llega hasta cierto punto, pero da miedo cuestionarse un paso más. De ahí que muchas cosas de las que diga en el libro sean sencillamente falsas y otras se perciban como muy interesantes. Cuando habla de que las mujeres son estupendas y saben hacerlo todo mejor que los hombres me dan ganas de reír, por feminismo ramplón y sin matices.
  2. La canción HEY BROTHER da un buen rollo genial. https://www.youtube.com/watch?v=YxIiPLVR6NA La voy a seleccionar para el topten de las canciones que más animan. Igual que la de HAPPY https://www.youtube.com/watch?v=y6Sxv-sUYtM
  3. Probablemente de lo más importante de aquello que ha pasado en mi día no diga ni una sola palabra, pero ocurre tantas veces que no nos daremos ni cuenta. Mejor dicho, hablaré sin que se note en las palabras, dejando lo mejor en el misterio de lo bueno. Lo que tengo claro es que hoy falta la cercanía de la persona a la que quiero decírselo.
  4. Hay gente que está a todo menos a lo suyo. En el trabajo eso me pone un tanto nervioso. La intromisión hace los espacios más pequeños. Por cierto, “intromisión” es una palabra curiosa. ¿Quién le habrá dado vela en este entierro a quien todo lo ajeno mira?
  5. Algunas personas me han dicho que les está cambiado el carácter. Evidentemente no se refieren a nada bueno. Vamos, que la cosa va a peor. Lo han reconocido cuando otras personas se lo han dicho. De donde deduzco que es muy difícil estar pendientes de lo más valioso que tenemos: nosotros mismos.
  6. El trabajo despista kilómetros y kilómetros de los objetivos fundamentales de la vida. ¡Qué le vamos a hacer!
  7. Hablan de las cosas importantes con sencillez y sin inmutarse, sólo aquellas personas a quienes no les importa ni les va nada en ello. En cuanto nos jugamos la vida, enmudecemos ante el misterio.
  8. Quien habla de la religión como un sistema de creencias o como una institución sin más, no se ha dado cuenta de la clave principal y radical del asunto. Que el fenómeno se desvirtúe o aparezca devaluado en la mayor parte de la gente sólo es motivo para reconocer y estimar su incalculable valor, y lo bueno que es que se distrubuya.
  9. Me entristece que la política sea tan diferente en los libros que leo y me entusiasman, y en la realidad aplastante que comparto. En mi mundo hay personas infelices, desinteresadas, egoístas, insensibles, heridas, molestas, cerradas. En los libros estas acepciones de la palabra “persona” quedan relegadas a un capítulo marginal.
  10. No hay mayor soledad que la de quien ha dejado entrar a alguien en su vida alguna vez. Una sola vez es suficiente para marcar la diferencia.
  11. Quien hablar de “mi alegría” es un pobre infeliz, o un alma indiferente. ¡Cuántas cosas estupendas serán capaces de destruir los pronombres!
  12. La acumulación de tareas puede ser inevitable. Pero es imposible atacar todo al mismo tiempo. O hay orden o hay desorden.
  13. Hoy me han hecho un test en el que creo que salgo mejor parado de lo esperado. No diré más.
  14. He vuelvo a entrar en un colegio. Sin muchachos ni profesores es un pobre edificio tomado por los papeles. Siento mucho que grandes profesionales se dediquen al mundo de las burocracias sin tiempo para otras cosas más importantes.
  15. Como de costumbre, he conocido a alguien bueno. Esto no es noticia por lo que a mí respecta. Hay muchas pero vamos muy tontos por el mundo.
  16. Sigo preocupado por una persona a la que quiero mucho. Estimo muy valiosas las expresiones: se me rasga el corazón y se me encoge el corazón (por dentro). Para querer a alguien hace falta algo más que pensar en él. Si bien nunca sabes explicar cómo has llegado a este punto del camino.
  17. Me han dado a elegir hoy entre varias frases. Tenía que escoger la que más y la que menos entre cuatro o tres opciones. De nuevo compruebo lo siguiente: si alguna es mala, es fácil; lo mismo si una única es la buena; pero cuando se mezclan y ponen todas del mismo palo, la cosa cambia.
  18. He estado charlando con una persona sobre los gobernantes y los gobiernos. Resulta imposible -y puedo repetirlo, imposible- que alguien que está en el más alto nivel conozca lo que pasa entre la gente de la calle. Puede pasear, pero a la hora del tajo cada uno se mete en sus cosas. O tiene buenos intermediarios, o vivirá y diseñará planes para mentirosos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s