Inteligencia creadora

Georg_SorosAyer comencé a leer un libro del señor de la foto, titulado Mi filosofía. Me dieron a elegir entre varios libros-regalo cuando compré otro libro. Escogí este por el título, muy sencillo. Por el tamaño, pequeño y breve. Porque conocía de oídas algo del autor, un economista especulador con una riqueza enorme, defensor de las sociedades abiertas y muy polémico. Al parecer es muy altruista, con ciertas causas. En cualquier caso destaca más por su poder para conseguir lo que quiere que por su amor por la humanidad.

En parte, nuestra inteligencia está diseñada para captar lo mejor posible el mundo y responder a él con presteza, pudiendo cambiar el mundo. No a lo Matrix, claro. Pero sí actuar sobre él de tal modo que se “reconduzcan” las situaciones según nuestra voluntad. El problema no es de inteligencia, cuando se usa. Sino en la poca inteligencia -pasional, egoísta, lucrativa- de aquello que mueve la inteligencia.

Esto es básico. De perogrullo, decía mi abuela. El mismo Soros reconoce que detrás de sus conceptos de falibilidad y reflexibilidad hay poco más que una formulación filosófica de cosas que son de sentido común. Siento la reducción, pero estoy de acuerdo. Cito un párrafo bastante interesante:

Puedo exponer la idea central con dos proposiciones relativamente sencillas. Una es que en las situaciones que tienen participantes pensantes, la visión que tienen del mundo esos participantes es siempre parcial y distorsionada. Es el principio de falibilidad. La otra es que esas visiones distorsionadas pueden influenciar la situación a la que se refieren, porque los puntos de vista falsos conducen a acciones inapropiadas. Es el principio de reflexibilidad. Por ejemplo, tratar a los drogodependientes como delincuentes genera un comportamiento delictivo. Malinterpreta el problema e interfiere con el adecuado tratamiento de los adictos. Otro ejemplo es que afirmar que el Gobierno es algo malo tiende a fomentar el mal gobierno. (p. 22)

El párrafo es para pensárselo bien e intentar criticarlo al máximo, hasta donde se pueda. ¡Qué pena que ponga tanto énfasis en la razón enferma! Incluso reconociendo su punto de razón, no se puede llevar al extremo de esta manera, haciendo de la razón una luz oscura o sinrazón y sinsentido. Pero me ha hecho pensar.

Mezclando las palabras de Soros con su labor económica, diría que de lo trata es de una razón especuladora. Y es que piensa el ladrón que todos son de su condición. Sería una inteligencia malvada, creadora de situaciones conflictivas y desastres de los que aprender a sacar partido. Una inteligencia que enfrenta el mundo consigo mismo, mientras se mantiene retirada a la espera de capturar su presa. Una inteligencia fantasiosa, imaginativa, mentirosa. Una inteligencia serpentil, reptante, ramplona y vulgar, acostumbrada a tratar los asuntos a la espalda, a justificar su egoísmo. Nadie duda de que esta inteligencia existe. Tristemente, tenemos que decir “amén”. De esta inteligencia especuladora, o de esta capacidad especuladora de la inteligencia no está libre nadie. Sobre todo el inteligente, el acostumbrado a pensar, el que es racional y se piensa las cosas antes de actuar.

Acciones de la razón especuladora.

  1. Vende realidad por grandes sumas y cantidades, cuyo valor es insignificante. Lo que viene siendo razón engatusadora. Después sucede que aquellos que “han comprado” lo que no vale, se sienten defraudados, engañados.
  2. Compra cuando todo está “a bajo coste”. Espera el momento de la desesperación de los otros. Aquello que no conlleva esfuerzos. Trata con quien está fuera de sí, en un callejón sin salida, o asustado por los grandes.
  3. Trasloca valores y los criterios de medida. Los hace subjetivos, por así decir. Para domar la realidad que otros creen observar. Eso sólo es posible en la realidad “financiera”, no en la realidad “económica”. Es decir, entre las ideas pero no en los concretos, entre las realidades reales. Por muy abstracta y general que pueda ser una idea, cuando deja de pertenecer al mundo de lo dominable y nos la “encontramos de frente” resulta innegable, inmanejable.
  4. Buscan poseer la mayor parte del “mercado”, para controlarlo. Esta inteligencia mantedría “para sí” la realidad que ella posee, sin compartirla ni comunicarla. De modo que sea usada según le convenga exclusivamente a él. Cuando quiera que la realidad cueste, guarda para sí. Cuando quiera que se abarate y todo el mundo esté contento, hace lo contrario.
  5. ¿Una inteligencia usurera? Me parece que sí. Aquella que cobra a lo largo del tiempo sus “intereses”, en forma de aplausos, fidelidades mal entendidas, libertades secuestradas para sí, relaciones oscuras. Por supuesto que existe una inteligencia que puede estar orientada de este modo en las relaciones con el mundo y con los demás, y no sólo con el dinero. Algunas personas pagan caro haber conocido a otras durante mucho tiempo.
  6. Muestra, pero no todo. Declararse ignorante es mejor que saber a medias las cosas. Porque quien sabe a medias, completa hasta tener la realidad “llena” agrandando lo que tiene. Pero le faltan datos. Estas verdades baratas, asequibles, se compran con facilidad. Siempre he creído que de las medias verdades salen parados unos pocos, los que conocen más y tienen más datos. Cuando alguien dice una “medio verdad” se revela a sí mismo como un ignorante del que poder aprovecharse, como alguien que se cree sin más lo que se le dice y lo defiende. Hay algunos que casi “con la propia vida”. La mediocridad tiene este punto arriesgado.

Hay más. A cualquiera le “da” para pensar este tipo de filosofadas. Ojalá no fueran ciertas. Pero me temo que son demasiado reales, que están demasiado presentes en la vida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s