4 formas de escribir cuentos

Conozco a una persona que hay leído diez mil cuentos…

Ese es el principio del último de mis cuentos, que escribiré justo al terminar este pequeño post.

No puedo compartir los cuentos que he escrito estos últimos meses. Y me da rabia. Porque escribir para mí es sinónimo de gratuidad. Veinte historias están esperando ver la luz por otro canal. Sería una traición adelantarme. Sólo rebaja mi deseo de publicar y publicar el saber que, las personas que los han leído me aseguran que no son gran cosa. ¡En mi línea! ¡Orgulloso! Lo que sí puedo es compartir el modo como los he escrito. Los modos, mejor dicho. Pensando en esta embarazosa tarea he descubierto que he seguido cuatro caminos diferentes. Y seguro que hay muchos más que experimentar.

  1. El primero se llama inspiración. Y no es ninguna tontería. Viene en forma de luz luminosa, no cegadora. Los griegos determinaron la existencia de nueve inspiraciones diferentes. De donde se deduce, dada su fraterna relación, que las fuentes que podrían certificarse se cuentan por miles. Dicho de otro modo, y en palabras evangélicas: viene cuando quiere, toca el corazón y pasa; no sabes de dónde viene ni a dónde va. Inspirado, como la propia palabra indica, significa estar-movido-en-el-espíritu. Lo que me parece más atractivo de este modo de escribir cuentos es percibir que, además de mi jefe y yo, alguien más parece estar interesado en que aquello salga adelante del mejor modo posible. Aunque esta conclusión es mía, la pueden suscribir otros muchos.
  2. El segundo camino diría que es el modelo y la reconstrucción. Te fijas en algún otro, a ser posible de los buenos, o más discretamente de los menos conocidos, e intentas imitarlo en algún aspecto. No es lo mismo que copiar o plagiar. Quien así actúa lo que quiere es “forzar la inspiración”, o dicho más poéticamente, compartir la inspiración del autor primigenio, situarse en su estela, continuar el curso de su acción y aportación. Ni siquiera en la intención se puede decir que hay un plagio. Quizá una búsqueda con mucho aprendizaje. Quizá de esta forma de escribir no se saque tanto partido por el cuento mismo como por el proceso de aprendizaje, por situarse en forma de discípulo, por reconocer la grandeza de otros. Así de sencillo. Nunca diré que estos cuentos, salvo excepciones, deben ser publicados sacando beneficio personal. Si bien creo firmemente que escribir, por lo mucho que valoro la escritura, nunca se debería hacer con ánimo de lucro. Aunque todo trabajador tiene derecho a su salario.
  3. El tercer camino: de las partes al todo. Para mentes analíticas, acostumbradas a dividir, resulta fácil imaginarse los componentes y elementos y, de ahí, elevarse al conjunto. Es un método que se ha convertido en juego de dados. Los resultados son curiosos, cultivan la fantasía de las relaciones, despejan marañas enredadas en las lógicas más formales y cotidianas. De esta manera disponemos de materia prima de partida, de algo a lo que dar vueltas y elaborar cuidadosamente. El todo final, en ocasiones, ni tiene que ver con las partes en las que se inició el cuento. Puede que el todo haya fructificado desde la relación entre dos elementos muy básicos del principio. Es el misterio de la creatividad. Por este procedimiento se acabó el folio en blanco. Hay algo que agradecer siempre.
  4. El cuarto rebaja su intensidad, a medida que se va escribiendo, porque nació en los sueños. Y vuelvo a lo de siempre: no hace falta que sean los míos. Con estar atentos a lo que otros cuentan ya puedo empezar mi labor.

Anuncios

Un comentario sobre “4 formas de escribir cuentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s