Lecturas difíciles

descrcare

Al salir de casa esta mañana, no sé por qué motivo, volví a meter en la mochila un libro que leí hace tiempo. Sólo sé que puede venir conmigo porque no me deshice de él, porque aprendí algo en su momento y me queda buen recuerdo, y porque no pude adquirir en él todo lo que intuyo que se puede.

Es cierto que no leo muchas novelas, ni teatro, ni poesía. ¡Qué lástima!

No pocas veces necesito volver a leer un párrafo que acabo de terminar. Y siento, cuando empiezo de nuevo, una inmesa alegría. Primero, porque me he dado cuenta de que no me he enterado. Es decir, no he seguido leyendo como si diese igual. Segundo, porque me queda la sensación de que hay algo importante que me he saltado. O sea, que he encontrado algo importante. Y todo lo valioso, de una u otra manera, requiere esfuerzo. Pero ya sé dónde está. Hay algo ahí. Tercero, porque no me he confundido a mí mismo con una falsa sensación de estar enterándome sin estar enterándome realmente. Podría suceder. En ocasiones existe esa tentación. Hacer como que sabes lo que dice. Aunque estés leyendo en otro idioma. Y entonces burlarse de quienes no lo comprenden. Cuarto, porque esto me pasa con aquello que, incluso, he comenzado a entender. Y en ese mismo instante me digo a mí mismo que merece la pena volver a leerlo. Para disfrutar, para profundizar, para reconocer matices. Quinto, porque de una u otra manera me gustaría que formasen parte de mí, y no olvidarlo aunque no pueda recordarlos exactamente. Mi técnica es el desgaste.

Pienso, aunque sea mucha abstracción, cómo la humanidad se ha volcado de diferentes modos y de muchas manera sobre la gran literatura griega y latina. La humanidad en el sentido de personas concretas a lo largo de la historia. Cada uno de esos hombres y mujeres forman esa humanidad lectora que lee y relee para enterarse una y otra vez. El problema es que uno, al principio, escribió. Entonces todos los que vienen después están obligados a pasar por ahí. Pero mayor exigencia cuando hemos ido subrayando y señalando qué libros son importantes y no pueden pasarse por alto. Vayas por donde vayas, independientemente de cuál camino escoges, en todos ellos hay un libro considerado crucial, que necesita ser releido. Todo esto me hace pensar que no estoy solo. Aunque ojalá pudiera conocer también lo que pensó tal o cual persona cuando estaba por primera vez en mi misma situación.

Anuncios

3 comentarios sobre “Lecturas difíciles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s