¡Qué drama, sentir que conocer sólo trata de leer lo que otros dijeron, pensar como otros pensaron, acercarse a lo que otros descubrieron, ser segundos una y otra vez, aventurándonos en lo que otros ya hicieron, imitar sin voluntar lo que otros quisieron hacer!

Si no es así, hay que ponerse las pilas. Comenzar a pensar, a sentir, a vivir por uno mismo.

– ¡Qué difícil!

– Quien no quiera, que siga leyendo.

– Quien ni siquiera quiera leer, que tampoco piense. Encended la televisión.

– La gente original, que haga lo que los famosos.

Si después de todos los “golpes” que recibimos en la sociedad en la que vivimos para que “parezcamos ser” lo que no somos, si después de todo eso queda alguien, ¡que empiece!

Anuncios