Superándonos a diario

???????????????????????????????????????????????????Levantarme y pensar que tengo que superar el día de ayer, sintiéndolo mucho, es una verdadera estupidez. Una de tantas mentiras en las que hemos envuelto el fantasma del éxito, del progreso permanente, de la autorrealización. Por muy excelente que sea “en teoría” (de la mala, por supuesto) y por muy bien que quede en frases de postales (que tampoco), es una carga que no podemos soportar y un lastre innecesario. Ya llegan, con frecuencia, no pocas exigencias a la vida misma como para encima querer someternos a una nueva ley, contraria a la libertad de cada uno, a la libertad misma del mundo.

¿A alguien se le ha ocurrido alguna vez pensar que puede dominar la realidad de semejante modo? ¿Queriendo que todo vaya siempre a mejor, y a mejor, y a mejor cada día?

Por favor, no caigas en trampas como esta, tan aparentemente bondadosas y tan condenadamente crueles. ¿Qué tendrías que hacer los días que has soportado, como un jabato, las peripecias de la jornada? ¿Los días que no llegas a conseguir tus objetivo? ¿Los días que te sientes cansado incluso antes de que suene el despertador? ¿Los días en los que tienes que atender la llamada de otras personas, los imprevistos, las necesidades ajenas, las reclamaciones del prójimo? ¿Qué pasa si tu día es tranquilamente normal, sin cuestas, sin sufrimientos que superar, sin metas que alcanzar, sin luchas, sin conflictos? ¡Normal! ¿Habrías fracasado, te sentirías así? ¿Crees que no es bueno dar un paso atrás de vez en cuando, y reconstruir? ¿Crees, en serio, que existe una ley por la que todo tiene que ir necesariamente a mejor si tú pones de tu parte, con todo tu esfuerzo y con todas tus fuerzas? ¿Crees que el mundo se someterá a tus sueños?

Esto no funciona así. Quizá no sepa de qué va la vida. Pero esta megalomanía que se ha metido en la sangre del mundo moderno, con tanta mejora y mejora no es camino humanamente aceptable.

A mí me basta con estar bien orientado, saber dónde quiero llegar, dónde está el horizonte, el límite al que tiendo. Sin llegar a él, porque no llego. Saber dónde están mis propios límites también. Aceptarlos responsablemente. Saber que, siendo responsable, puedo arrepentirme. Y no pocas veces lo hago. Y doy marcha atrás, y vuelta a empezar hasta que algo sale. Con esfuerzo, incluso con lágrimas. Corregir con lágrimas, errar manteniendo la esperanza, seguir viviendo. Porque lo maravilloso también es sentirse vivo. Disfrutar sin las metas del mercado, de los libros de autoayuda. Disfrutar buscando la verdad, el bien, sin poseerlos. Disfrutar las sorpresas vespertinas, los encuentros fortuitos, los planes que se rehacen, que no salen, que se dejan atrás. Eso es, levantarme por la mañana queriendo hacer mía mis acciones, asumir sus consecuencias, no controlarlo todo, dejarme sorprender. Y no dejar a otros tirados con su vida, pase lo que pase. Hacerme prójimo.

Es idiota quien piensa que se puede suprimir la sorpresa del mundo. Lo siento. Pero es así. Idiota en el sentido griego, en cuanto a ignorante descreído o pagado demasiado de sí mismo; idiota sin el insulto y con la provocación de la palabra.

No creo que nadie necesite “superarse” cada día. Hay otros caminos más humanos. Menos de papel, más cordiales.

Si saltas, o tienes que saltar hacia algún lado, mejor que sea del lado de quien puede acogerte y ayudar a levantarte en caso de que te caigas. El resto de saltos, engreídos y desproporcionados, son para las películas malas, que con el tiempo cansan.

Anuncios

2 comentarios sobre “Superándonos a diario

  1. Eres una bendición muy grande, que lo sepas.
    Estoy muy de acuerdo contigo en cada una de las cosas que has escrito ahí arriba, además las personas de las que hablas que intentan superar el día anterior me recuerdan a las que han conseguido muchos logros y no valoran ninguno así que se pasan los días lamentándose de que no tienen nada aún con todo lo que tienen. Si no abrazas lo pequeño no creo que puedas abrazar lo grande.

    Gracias 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s