Espacios para la verdad

Alcanzar y conocer algunas verdades será una tarea de por vida. Toca ser paciente, no confundirse y no llegar falsamente a nada bajo la apariencia de lo fastuoso o lo fácil de creerse. Otras, sin embargo, están tan a mano y nos provocan tanto que no sabemos qué hacer con ellas. ¡Qué preocupante!

Cuando alguien me dice que no puede expresarse con sincerdad, tal y como es, o como va descubriendo que es, o que no puede comentar con nadie lo que sabe que está viviendo y sintiendo, me causa un inmenso dolor. Es una soledad impuesta en medio de mucha gente que no se vive con cercanía, en la que no se descubre al otro hombre, sin empatía alguna. Es un bozal puesto para acallar la hondura del mundo, que no permite el desgarro ni la alegría profunza, que no quiere preguntarse ni que nadie se pregunte, que impide el pensamiento. Es una palabra oculta, encarcelada, encerrada; una palabra quizá fundamental, que no se dirá jamás. Es la losa que hace brotar sonrisas falsas, palabras vanas, miradas superficiales, escuchas desconfiadas y desinteresadas. Sonrisa feliz por salvar el momento, silencio que no quiere ser conocido, piedra que nos separa de cualquier otro, puente bombardeado, pistas borradas, caminos quebrados.

Termina siendo, por el miedo y por la presión deshumanizante, una invitación a no ser descubierto por nadie, a olvidarse incluso de uno mismo, como si viviésemos apostados infantilmente debajo de la cama mientras en el pasillo se oyen unos pasos en proximidad progresiva. Mejor, se piensa, ni siquiera intentar que alguien sepa que existo. Mejor convertirme en lo que esperan de mí, en lo que quieren otros que sea, en lo que toca y se debe, en lo que… en lo que… en aquello, sin personalidad, que no tiene en sí más ideas que las recibidas de otro, pensadas por otro que tampoco piensa pero cree pensar cuando se escucha radiofónicamente en otros… en lo que.. en lo que… en aquello que se puede usar y tirar, pero que nunca vive el abandono ni la distancia, porque abandono y la distancia sólo puede ser vivida humanamente y aquello es una cosa entre muchas otras cosas que pueden pasar desapercibidas en los cubos de basura y en las aceras de las ciudades… Mejor, mucho mejor pensamos, no sentir siquiera, no detenerse ni un momento en lo que se siente para no ser más débil aún, no tener conciencia, perder la conciencia… Mejor, piensan, mucho mejor no querer ser persona, no mantener el ser, apaciguar los deseos… ¡Lo humano es demasiado débil y a dioses solo podemos jugar! ¡Camuflémonos en un mundo de cosas como una cosa más!

El razonamiento, que sustenta y asegura con nuevas vigas de hierro el miedo a decir la verdad, está en conexión directa con la debilidad que genera mostrar nuestra propia verdad, la que creemos haber descubierto de nosotros mismos y en nosotros mismos. Tal lógica, la de las máscaras y la de las apariencias creadas para los distintos momentos y distintos aspectos de nuestra vida, ¿no nos conducen a una grandísima confusión sobre nosotros mismos, al conocimiento hipócrita de nosotros mismos, a la duda sobre el rostro que veo en los demás, a la desconfianza de todo y en progresivo avance en todo?

Y, mientras, me sigo preguntado: ¿Dónde mostrar, al menos eso, la verdad de mí mismo y poder encontrar, sin sospechas ni desconfianzas, al otro tal y como el otro es, auténticamente? ¿Será posible este lugar, donde no reine este miedo a la verdad, primero de mí mismo y del otro al mismo tiempo?

Pero insiste, esta persona amablemente insiste… ¿dónde puedo ser yo, sin miedo a que me vean? Sólo se me ocurre que en el amor, sin apellidos.

Anuncios

Un comentario sobre “Espacios para la verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s