Una inteligencia bondadosa

Necesitamos que la inteligencia nos lleve al bien, que se haga bondadosa, que se construya en el diálogo amistoso y en la compasión democrática. No una inteligencia solitaria y arisca, que se ofusca cuando no vence y gana al prójimo, que dedica su tiempo libre a mil maldades y respuestas dolorosas. Necesitamos que la inteligencia y las ideas de las que se nutre nos saquen de las cavernas, y aplaquen la seriedad de nuestras dudas durante el tiempo en el que son sólo de cada uno y no nuestras.

Por ejemplo, pienso que esta inteligencia bondadosa, metafóricamente, se inclina más hacia el mundo y hacia el otro que sobre sí misma. Sería, por así decir, una inteligencia más encontradiza que reflexiva, en tanto que no tiende a revolverse sobre sí tanto como a mirar, otear, atisbar o buscar fuera de sí misma. La inteligencia necesita, evidentemente, airearse incluso para descubrir su propia lógica. Por ejemplo, pienso que esta inteligencia bondadosa frente a la habitual prepotencia y juicio de quienes no saben escuchar a los niños, a los pequeños, a los que no saben, que no soporta las preguntas que no son suyas porque no quiere descolocar el rumbo de su ritmo.

  1. Capaz de dar sentido, frente al sinsentido en el que muchos viven, frente a los callejones en los que se encierran los realistas y realismos exacerbados, protestones y quejosos. La tarea de dar sentido al mundo y a lo que sucede no es una mera explicación y descripción de los hechos. Se trata de involucrarse, incluso desde dentro, adentrarse en lo que acontece para conocer de dónde viene, a dónde va, y qué siembra por el camino. Existe una relación directa entre la inteligencia y al esperanza. De alguna manera el escéptico, aunque al parecer comenzó con fuerza su tarea, se quedó en los márgenes de lo que realmente buscaba, enmarañado en lo relativo y ciego para lo absoluto.
  2. Orientando las búsquedas, las más radicales, sin dejarse entretener ni encapricharse en los deseos y necesidades vagos y perezosos que responden con rudeza a la cuestión del hombre. De algún modo, la inteligencia es escudo, por tanto ante las pretendidas urgencias, haciéndonos esperar. Y por otro, espada que sabe atacar y atrapar con rapidez las preguntas y motivaciones que llevamos dentro. En esto me preocupa que el miedo, y el temido qué dirán otros, educe al propio hombre en el desconocimiento de sí mismo y en la evasión de sí mismo.
  3. Con memoria purificada y agradecida. Personalmente, diría que esta es una de las principales cuestiones que debe abordar la inteligencia en todo tiempo. La de su propio bagaje, la de su mochila, la del recorrido que va marcando, la de las cuestiones por las que cree que ya ha pasado. Quien ha dialogado durante unos minutos con alguien que ha sido obligado a cargar con mil heridas y maldades, sabe de qué estoy hablando. Quien, sin embargo, parece que sólo tiene lengua y espacio en sí para lo sublime, sin la ignorancia de la maldad en su propia historia, aparecen reconciliadas de una manera excepcional. Diría que esta tarea de purificación no puede ser tarea de un solo hombre.
  4. Una inteligencia respetuosa y prudente. Tengo un infinito aprecio por ambas palabras. La primera porque creo que supone, al mismo tiempo, tanto el sostén del amor como la tierra en la que puede ser sembrado, puede crecer, desarrollarse y dar fruto. Y si el amor ha elegido el respeto para ser su acompañante eterno, por algo será. Y la segunda, la prudencia, por su equilibro, su capacidad de apertura, la necesidad de atender a todo y contemplarlo todo sin confiarse radicalmente a nada, por su síntesis. Creo que la inteligencia necesita de ambas virtudes para ser humana, distintivamente personal, haciendo propia de su naturaleza el encuentro y la cercanía, la consideración y la meditación.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s