El mejor blog del mundo

Un amigo, que vino a cenar a mi casa, me dijo el otro día que el universo de los blogueros está lleno de egocéntricos y ególatras. No lo dijo con estas palabras, por falta de tiempo. Le dejo dos minutos más y se convierte en un inquisidor tecnológico, en plena batalla contra el mal tecnológico. Este hecho, además, coincidió con la semana en la que otro amigo daba una clase como bloguero en la universidad, invitando precisamente a plantearse sus posibilidades en el ámbito de la evangelización digital. ¡Cuánto me hubiera gustado asistir a un encuentro entrambos! A los dos, sin embargo, les estoy agradecido enormemente. Al primero porque ha dicho algo absolutamente sincero, que también yo pienso en numerosas ocasiones. Al segundo, por su eterno optimismo, por su experiencia, por su aportación reflexiva y pausada.

Ambos me han llevado a buscar el mejor blog del mundo durante unos días. He navegado por los más exitosos, los más vistosos, los más difundidos, los más prometedores. La clasificación y tipología es enorme. Conocía varios, y ahora desconozco casi todos. El mundo del blog está a la orden del día. La mayor parte de ellos de manera “gratuita” y “desinteresada”, ocupando el ocio y el buen criterio de la gente.

  1. No es cuestión de cantidad. Lo mejor no es lo más. De la reflexión de estos días, una cuestión al menos me queda clara. Lo mejor no se puede confundir con “lo más”, de manera que la búsqueda no puede ser cuantitativa. Cierto es que cuando muchos “aletean” será por algo. Pero no puede ser todo, ni se puede extraviar la búsqueda. No apostaría por las estadísticas, ni mucho menos. Menos aún conociendo cómo funciona el mundo de los posicionamientos y de las alianzas. ¡Aquí sí que hay intereses que ayudan a perderse en el camino!
  2. El mejor blog del mundo tiene que hacerme mejor. Al menos en ún ámbito fundamental de mi vida, en algún aspecto clave. Mejor, es decir, en relación al bien. No hablo técnicamente. De modo que escribir un blog, para que sea el mejor blog del mundo, significa que me tiene que hacer mejor persona. Escribir debe ayudarme en la búsqueda del bien y de la verdad, de la reflexión y del encuentro, de la vida misma y no servir de alojamiento pasajero ni de huida permanente. Un blog ayuda o desayuda. Y esto está claro. Se debe integrar en el resto de la vida, no establecer un paralelo idílico.
  3. Sin duda, el mejor blog del mundo me abre a otros blog y blogueros con quienes podré establecer contacto y relación, intercambiar y animar mismos horizontes. Pocos, muy pocos por lo que constato, se dan cuenta de que internet, y en particular las redes sociales, es un nuevo continente, un nuevo y muy nuevo lugar del mundo, no descubierto sino en creación. El trato y relación hace surgir la red día a día. Internet es expresión y “encarnación” de estos vínculos, conexiones o relaciones de afinidad y pertenencia.
  4. Para terminar, diría que debe reflejar el compromiso que toda persona tiene, primeramente, consigo misma en esta tarea, en la de hacerse mejor cada día sin que otros lleven la voz cantante. Y al tiempo, descubrir, del modo que sea, que una misión de semejante tamaño ni se puede llevar a cabo solos, ni implica soledad en modo alguno, ni puede aislarse precisamente del bien y de la felicidad de otros. No se trata de egoísmo, sino de sujección y solidez, en el tiempo de la liquidez y la falta de sujetos.

A ambos, de nuevo, muchas gracias. Siento que la reflexión queda abierta, para mí y para otros. No pretendía cerrarla de ninguna manera. No me corresponde a mí, salvo en lo que a mí afecta. Pero ahí lo dejo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s