Sin referencias estaríamos perdidos. Lo cual no significa que haya que establecer como válida cualquier señal en la vida. Algunas indicaciones también sirven para extraviarnos y desorientarnos. Sólo algunas referencias absolutas, intocables e inalcanzables, fuera del alcance y de la manipulación del hombre engañador y malvado, podrán servirnos claramente para marcar el camino.

Ni siquiera vale una medida exacta conocida para todo. Porque no puedo medir la altura de algo con litros. Existen diversas clases de realidades, para las cuales deberían existir distintas medidas. Diversidad que no la marca el hombre con su mirada, ni muchos hombres mirando la misma realidad. Diversidad real, diversidad de especies de realidades que no pueden ser confundibles entre sí.

Qué atrevido sería por mi parte decirte a ti, que lees esto, cuáles son esas señales, que también yo busco. Puedo jugar a ello, pero me parece altamente peligroso. Si acaso puedo escucharte y que me escuches, intentar hacer juntos el trayecto, evitarnos mutuamente errores, preguntarnos con seriedad y responder con tiempo, sin dar pie a lo primero que venga a la cabeza. 

Anuncios