Resulta imposible no elegir

No hacer nada está fuera de los límites de la libertad. Mantenerse en los márgenes de la vida, de la historia, de la propia historia resulta imposible. Curiosamente, estamos obligados a elegir, somos esclavos de la libertad. Nadie puede prescindir de ella, como tampoco nunca podrá ser sustraída y robada absolutamente. Un don inabarcable. Lo cual nos defiende de posibles ladrones en la noche. La mejor manera de protegerla está en seguir actuando y viviendo, sin pararse, sin descuidarse, sin miedo a equivocarse o fracasar o confundirse. Me parece normal que semejante compañía, omnipresente, genere un cierto respeto y miedo, y nos ponga la piel de gallina al constatar su relevancia.

El árbol genealógico de la libertad es curioso. Ver quiénes son sus padres y dónde nace, cuáles son sus fecundos frutos, la relación que tiene con sus primas, la responsabilidad y la justicia. Sin lugar a dudas toda una lección a golpe de imagen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s