Presumiendo delante de “la chica”

Se veía venir. Nadie está libre de las consecuencias de sus actos, y parece que existe una ley universal que regula todos estos excesos. Lo que por un sitio intenta sobresalir, por otro se corrije. Un equilibrio un tanto duro, pero eficaz. Que nos ayuda a confiar haciendo el bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s