Lugares en los que está prohibido pensar

Los hay, y no son pocos. En algunos de forma pensada previamente, aunque resulte paradójico. Lugares que en ocasiones son de descanso y desconexión, para aislarnos un de la que está cayendo y romper nuestras jornadas. En otros, sin embargo, entras y te ves conducido involuntariamente como dando tumbos, y terminas mareado.

Uno de los lugares en los que más me preocuparía que dejásemos de pensar es en la escuela. Puede llegar el caso, y no es del todo infrecuente. Todos hemos sentido alguna vez que da igual nuestra opinión con tal de que digamos lo que el profesor quiere escuchar. Sea en el colegio o la universidad, o un paso más allá. Frente a los eruditos que marcan el camino único y común para todos no hay nada que aportar.

También en el trabajo, a nuestro pesar. Hoy un amigo me contaba su experiencia laboral, y las pocas ocurrencias que tenía. Lo decía cansado, hastiado.

¿Qué ocurre en las calles? No ya en los centros comerciales, en los lugares de masas. No en esos, en las calles en las que nos encontramos con otros, en los típicos bares que fueron espacio de tertulia y diálogo. ¿Qué ocurre en las casas, en las familias, entre los amigos?

Me temo que no. Que no hemos dejado de pensar.

Anuncios

6 comentarios sobre “Lugares en los que está prohibido pensar

    1. Discrepo ampliamente. Más bien diría que es al contrario. Pero comprendo que “desde fuera” lo que se quiera proponer sea precisamente esa idea, porque “desde fuera” lo que más se valora es que “nadie piense en las religiones”. Soy cristiano formado, y cuando veo ciertas cosas me espanto. Dentro y fuera.

      Me gusta

  1. Es curioso, pero por ejemplo en la religión católica las “misas” hasta hace 50 años eran en Latin, pero solo el 0.001% de la gente sabía Latín, ¡¡¿¿COMO??!! Si, así ocrruía. Conclusión: entre menos sepa la gente mejor, solo que creen, que vengan cada 8 días y den su cooperación. Si no, de que otra forma se explica.

    Lo de los actos de fe es un claro ejemplo de: No piense, limítese a creer y punto.

    Me gusta

    1. La celebración podría ser en Latín. Pero no era para propiciar ignorancia de nada, sino por otros motivos. La enseñanza, la catequesis y demás era en las lenguas vernáculas. Hay que saber distinguir. Igual que se editaban publicaciones serias para que las leyera el que estuviera interesado.

      Me gusta

  2. Mira podríamos pasarnos horas sobre este punto, pero hay innumerables ejemplos que dejan muy en claro que al menos la católica (que es la que conozco) siempre ha aplicado como medio de control la ignorancia, entre más ignorantes más seguidores. Pero creo que no tiene caso, no es ese el objetivo.

    La religión católica (como institución), no solo se ha ayudado de la ignorancia, también ha sido renuente a darle no solo educación, si no libertad a las personas y sin libertad y sin educación las masas son fáciles de dominar. ¿Porque digo lo de libertad? Solo unos pocos ejemplos: En la conquista se “evangelizó” a punta de espada y usando instituciones tan nefastas y obscuras como la “santa” inquisición; luego después la iglesia católica se opuso tajantemente a todas promulgaciones de las constituciones de México, ¿porqué? porque cada una de ellas (principalmente con las leyes de reforma) le daba a las personas libertades y además se le quitó a la iglesia el tremendo poder que tenía.

    Creo que solo habría que leer un libro de historia (no solo de México, si no de historia universal), para darse cuenta que la iglesia católica siempre ha promovido la ignorancia y la falta de libertad en las personas.

    Otro ejemplo más: ¿que tal la misoginia y discriminación hacia la mujer? Esto viene desde la biblia, pero aún hoy en día esto prevalece. Yo no visto párrafo alguno en la biblia donde Jesús haya dicho que la mujer no es igual que el hombre, ¿entonces porque la exclusión y discriminación? A esto me refiero cuando digo que la iglesia (como institución) hace en los hechos cosas muy distintas a lo que predica.

    Me gusta

    1. Vayamos por partes. Si hay que seguir dialogando, por qué dejarlo. Tenemos todo el tiempo del mundo.

      El primer colegio que ofreció educación a clases populares fue un colegio católico. La escuela se populariza, como la lucha por otros derechos, en innumerables ocasiones apoyadas e impulsadas por gente creyente. En concreto, cristianos. El caso de la libertad es más que claro. Si no, repasa un poco de historia para ver cómo van de la mano. Pero cada época tiene lo suyo. Juzgar de otro modo los tiempos y ritmos de la humanidad tiene un nombre técnico: “anacronismo”. Se pueden hacer valoraciones a la ligera, de gran calado.

      Respecto a la mujer, porque veo que vas a tocar todos los palos negativos, no creo tampoco que sea del todo así, tal y como lo dices. Serán las reducciones de los argumentos y párrafos claros. La Biblia responde al momento histórico que le corresponde, y aún así se ven saltos notables en la concepción y en la valoración y respeto de la mujer. Por eso digo que hay que estudiar a fondo los temas antes de hablar. Hoy es un tema candente y muy actual, que no ha sido tratado de la misma manera, ni dentro ni fuera de la Iglesia, en ningún otro momento de la historia. Insisto en los anacronismos.

      Seguimos hablando. Aunque me agradaría que, más que un ataque que parece “irracional”, usásemos la razón para valorar el conjunto. Junto a los dos peros que has puesto hasta el momento, supongo que también podrás exponer racionalmente otras muchas virtudes e impulsos de la fe.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s