Le ley del péndulo

Dicen que los péndulos van y vienen, de un sitio a su extremo siempre pasando por alto la tranquilidad del término medio. Dicen, jugando a hacer simetrías con la realidad, que la historia del hombre y de la humanidad se mueve por su misma regla de variables determinadas casi por puro azar. Pero tiene que ser mentira. No puede ser así de simple. Reducción imaginaria de la propuesta del progreso del Espíritu lanzada por Hegel en su ruptura con el idealismo que le precedía. Se me antoja excesivamente burdo el análisis que se basa en este principio indemostrado, como con una plantilla de predeterminación de lo que sucederá y de lo ya vivido en aras de una comprensión más global del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s