No lo dejes para mañana

Primero, porque quizá mañana ya sea tarde, o no tengas el tiempo que hoy se te brinda. Segundo, porque si lo has pensado hoy y ahora, por algo será. También hay que saber y aprender a fiarse de las propias intuiciones. Algunos sólo sabes escuchar las buenas ideas de los demás. Tercero, porque la voluntad va flaqueando con el paso de las oportunidades. Y esto es grave en grado sumo. Perder la voluntad para hacer, obrar, actuar en el mundo significa lo mismo que incapacitarse progresivamente para vivir en libertad. Cuarto, porque mañana tendrás otra tarea. Se te acumularán una encima de otra, o anotadas en un papel. Al final rechazarás incluso tenerlas escritas, creyendo que así la conciencia no se dará cuenta de todo cuanto quieres olvidar y no ha pasado. Quinto, porque tener decisión y lanzarse, al abrigo de uno mismo, nos enseña a mirar todo de forma diferente. La acción nos renueva, nos conduce al otro, nos saca de nosotros mismos, nos protege del aburrimiento, del tedio, del cansancio.

Y muchas razones más se acumulan. Esperando que, en lugar de decir y pensar lo que hay que hacer, lo hagas. Esta claro que no puede ser de otro modo. Que cansa ver desde la barrera cómo todo trascurre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s