El lugar que condiciona tu vida

Lo que voy a decir es tan básico que hasta los niños se hacen estas preguntas. El lugar en el que nacemos y vivimos, siendo un misterio que no hemos elegido, además nos hace ser, mirar, hablar, pensar, creer de una u otra manera. Ese lugar no sólo es el país, sino también los espacios básicos de socialización. Es más esto segundo que un lugar como tal, que un espacio. Me refiero a lo que nos hace estar de un modo concreto en un lugar determinado. Dos personas, por ejemplo, pueden habitar el mismo espacio en la calle pero verlo de forma completamente diferente por estar uno solo y el otro acompañado. Como también podrán escuchar la conversación que surge a su lado, o una interrupción de otra persona, de distinto modo. Este estar condiciona nuestro vida, de forma tan decidida que se confundirá con “nuestra verdad”. Sólo hace falta ser lo suficientemente valiente como para cambiar nuestro “estar”, dentro de la familia sin ir más lejos o en el trabajo, para descubrir que esto es demasiado cierto. Haz la prueba. Te darás cuenta fácilmente de lo que significa estar a un lado o a otro, de las batallas inútiles en las que nos creemos defensores de causas que son sólo cuestión de azar, sin libertad, y de las pocas veces en las que hemos escuchado con verdadera inquietud lo que otros, desde sus otros lados y mundos, han querido decirnos.

Anuncios

4 comentarios sobre “El lugar que condiciona tu vida

  1. La grandeza de un ideal de vida es luchar por él, alcanzarlo simplemente es una recompensa, hay que estar en sociedad porque es un todo y para todos, la postura o forma de conseguir la grandeza es muy personal a pesar de las compañias. Nunca he creido de “dime con quien andas y te diré quién eres”, puedes andar para ayudar o para dejarte vencer.

    Me gusta

  2. siempre estamos condicionados por algo, con mayo o menor conciencia de esto. Simplemente ES así. Creo que uno es en gran medida condicionado por los vínculos, por los afectos, por el contexto en el que le ha tocado (en suerte) nacer y crecer, y que siempre nos estamos “modificando” en relación a las personas y experiencias con las que vamos caminando.
    A mí me impacta de manera especial este último párrafo, me deja pensando…

    “Te darás cuenta fácilmente de lo que significa estar a un lado o a otro, de las batallas inútiles en las que nos creemos defensores de causas que son sólo cuestión de azar, sin libertad, y de las pocas veces en las que hemos escuchado con verdadera inquietud lo que otros, desde sus otros lados y mundos, han querido decirnos.”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s