4 mentiras sobre el perdón

Hablo desde la experiencia, sin ninguna pretensión sistemática. Como siempre, la verdad. Al menos en este blog. Pero esta entrada la quiero ordenar de alguna manera, porque hablando y escuchando, sobre todo viviendo, en relación al perdón intuyo que nos hacemos flaco favor al considerarlo como un borrón y cuenta nueva, una especie de parche, o cosa de niños pequeños que se equivocan dos o tres veces al día en menudencias.

  1. Mienten quienes quieren hacer del perdón una salida fácil. Nada tiene de sencillo poder pedir perdón, y mucho menos perdonar. Pedir perdón requiere de una persona madura, que se enfrenta a la libertad de otro con amor y por amor. Y perdonar es casi algo que debe “salir al momento”. Pedir perdón se puede preparar, y se puede buscar momento. Sin embargo, quien se ve en la situación de ser misericordioso o clemente o tierno incluso, no ha preparado ningún guión. Le llega el momento, recibe el impacto. Y fácil no es.
  2. Mienten quienes creen que es “volver a empezar”. Todos sabemos que es una tontería. Refugiarse en el perdón como si se tratara de un borrador infantil no tiene nada de importante. No se pueden borrar ni las historias, ni los actos. No hay perdón de este tipo. Si acaso, seguir adelante reconduciendo, evitando volver a lo mismo, no cometer de nuevo el error de antaño o sanar la herida. Eso sí. El perdón cura, y lo hace de verdad. Saberse perdonado y saber que podemos pedir perdón sana el alma como nada en este mundo. Porque la mayor parte de las veces la infección no es del día de la herida, sino posterior y por descuido. Las heridas del pasado viajarán eternamente con nosotros a la espera de un buen médico. Pedir perdón y perdonar es, en este caso, la fuerza que nos permite seguir adelante. Y esto no es cualquier cosa. Heridas de mayor o menor grado han terminado con grandes y pequeños durante toda la historia y les han sepultado en vida en sus penas y en su orgullo.
  3. Mienten quienes lo consideran algo propio de débiles. Y no de personas de virtud, de personas buenas. Esto sólo lo sabrá aquel que haya amado de verdad, que es el don más grande que existe y lo que más se teme perder en este mundo. Considerarse débiles lo podemos hacer de partida. Verse en situación de indigencia, quizá sólo algunos. Pero el perdón fortalece indiscutiblemente tanto a quien lo reclama como a quien, y en esto que no se exceda su grandeza, sabe perdonar o puede perdonar con entero corazón. Me temo que no es virtud que se pueda “adquirir” de cualquier modo, ni en cualquier escuela. Mucho menos en un libro o en este post. O la vida te enseña, y te dejas educar humildemente, o tendrás una vida larga para sentirte mejor de lo que todos sabemos que eres.
  4. Mienten quienes dicen que el perdón no es educable. Y también quienes creen que es cuestión de educación. A lo que llegamos en la escuela es a la corrección, quizá, de las formas, y a ayudar a tomar conciencia de algunas cosas que van sucediendo. En casa se aprende de otro modo, sin tantas lecciones ni tantas contemplaciones. Por eso digo que mienten unos y otros. Porque creo que el perdón en definitiva es un don, un acontecimiento, y no una palabra. Algo que no se puede preparar ni predecir. Ni el momento de tomar conciencia de lo que necesitamos, ni el de enfrentarnos a la libertad de quien nos puede perdonar o a la humillación de quien está ante nosotros roto en lágrimas. El perdón acontece. Quizá podemos, eso sí, estar un tanto prevenidos. Hablar de su necesidad, de su humanidad intrínseca, de su dignididad y divinidad más propias. Es el momento en el que se abren los corazones de forma más clamorosa y más pobre, también el de mayor responsabilidad en la vida de los otros. La respuesta del perdón, tanto como su súplica, provienen de un amor que se sabe poco independiente y libre, incluso de sí mismo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s