Lo que necesitas es menos

560318_344216199016800_89888888_nMe he encontrado por ahí esta preciosa imagen, que con letras lo quiere decir todo. Y como a las grandes frases que se plasman rápidamente en tweets, le sobran flancos por los que ser atacada. Por un lado, porque muchas personas necesitan más. Más cosas en ocasiones, y si no basta con salir a la calle y hacer un pequeño test sobre lo básico. Más ilusión, esperanza y norte, que no puede venir dado ni creado por quienes hoy parecen ser movidos por azar y sin criterio. Más criterio, ya que lo he dicho, más cabeza, más y mejores ideas. Aunque respecto a lo menos y lo más habrá un día en que se matice todo lo relativo a la cantidad y la calidad. Que no es mejor menos por el hecho de ser menos, quería decir. Si hay poco, que sea bueno. Pero si puede haber mucho y bueno, ¿quién se podrá negar? Almacenar por almacenar y amontonar acumulando cosas y cosas sin mayor pasión que tener deja vacío el corazón del hombre. Indudable también, y entiendo que es el sentido de la azarosa sentencia. Pero cuando hablamos de lo bueno, del día a día y de la memoria que puede acumular agradecida y con un cierto orgullo por la valentía y las decisiones, ¡cómo no nos va a parecer que esto se acerca a la felicidad posible para el hombre débil que sabemos que somos!

En nuestro mundo de hoy, en este que hemos nacido sin elegir tanto en su tiempo como en su lugar, como tampoco decidiremos el rumbo total de cuanto sucede, le faltan muchas cosas. Puestos de trabajo, sin ir más lejos. Aunque hemos probado que trabajar por trabajar, carentes de vocación y sentido no roza en modo alguno el bien. Hemos hablado durante años de estrés postvacacional y cansancio cotidiano que ya quisieran los jóvenes parados tener la oportunidad de probar. Les resultaría como miel al paladar herido. La abundancia tiene más encanto que el nihilismo que hemos cultivado moral y socialmente, y que ahora nos suena tanto a crisis de valores, de ideologías, de participación, de resposnabilidad, de compromiso, de democracia, de ética… Mejor siempre algo a nada; repelemos lo que para el hombre es un absurdo, porque la vida humana siempre se muestra vulnerable y necesitada cuando brilla en su esplendor.

Debe ser por influencia de la situación política del día de hoy, con sus muchas ridiculeces, de las que bueno será que surjan parodias para subsanar tanta demagogia y frase fácil. Pero a mí lo que me interesa es aquello de D. Miguel, que hacía política más ruda, “el hombre de carne y hueso”. Que sufre y se alegra por muchas cosas. Y cuando digo “muchas” quiero hacer referencia a otro de los puntos débiles de la sencilla frase de hoy. Todo lo que simplifica demasiado la vida no es verdaderamente humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s