Que te tengan por loco el día de San Valentín

Porque siempre es mejor que pasar inadvertido y sin carácter en el mundo de las masas. Que te consideren un loco por celebrar el amor y vivir el amor a tu manera, creyendo que son más que corazones plasmados en paredes, poemas que se leen en la noche, mensajes que se envían constantemente. Que te consideren loco por saberte enamorado sin saber explicar ni dar razones convincentes, por confiar tu vida al amor que se cuela en la cabeza, en el corazón, en las entrañas. Locura que no abandona el romanticismo ni se escuda cobardemente en las idealizaciones, en la vanidad de las palabras, en la fugacidad de los encuentros, en la niebla de las presencias dudosas. Que te consideren loco por no hacer de contable de méritos para alcanzar amor, sino mendigo y necesitado de su fuerza y pasión. Que te consideren loco por no tener tanto amor como quisieras, por no saber amar tanto cuanto te aman, por no dejarte amar tanto como quisieras. Que te consideren loco por dejarte llevar por su corriente, por sus espasmos, por sus aficiones, por sus silencios, por sus besos. Loco por no confundir el cuerpo y el alma, por no dividir las personas, por creerte creado para amar sin medida. Loco por hacer de este día un día especial como cualquiera, y extraordinario como tantos otros. Loco por dar un primer beso hoy que no quiera servir como primer beso de mañana, ni desees hacer del abrazo de la mañana algo que cuente como méritos para la noche. Loco por salir de donde estás hacia el mundo de los demás, por acordarte de todos cuantos no conocen el amor que saben que andan buscando, y por quienes sufren la debilidad de no encontrar quien les ame. Loco por recordar hoy a los niños sin familia, a los amantes no correspondidos, a los que buscan la paz y la justicia en un mundo terriblemente embebido de sí mismo y de sus crisis y de las preocupaciones de los periódicos y de las insidias de la política. Que te consideren loco por no dejar entrar en casa la televisión con sus propagandas, o los periódicos con sus afirmaciones. Loco por hacer de tu vida algo tuyo con una libertad grandiosa, con una admirable ternura, con un coraje preocupante, con una disponibilidad fuera de agenda. Loco por creer que el amor sigue moviendo el mundo y a cada persona, como si existiera un pacto eterno del bien por conquistar cada persona y su historia. Loco por celebrar el amor, como decía al principio, tanto en casa como saliendo de viaje, tanto en lo cotidiano como en lo extraordinario. Loco hasta creer que el amor lo puede todo, lo sana todo, lo purifica todo, lo irradia todo, e incumbe a toda persona por entero. Loco por reducir el amor a un beso adorante, a una palabra repetida, a una sonrisa misteriosa, a tu propia presencia frente al otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s