Por qué complicarse la vida

Existen muchas razones para hacer la vida más sencilla cada día. Creo que la más importante es la fuerza de la msma experiencia, que pronto se cansa de novedades o descubre esencias, que tarde o temprano quiere estar centrada en lo radicalmente necesario y fundamental. La mayor parte de las veces las simplificaciones vienen de la mano de sufrimientos o de obligaciones que se imponen. Aprendemos con ellas muchas cosas. Quizá este aprendizaje llegue tarde en ocasiones, porque la impaciencia del hombre no tiene límites. Depende de la cantidad de engaños que se hayan apoderado de los sentidos. Pero también descubro que hay motivos más que suficientes para complicarse. Y estos motivos suelen ser de alta calidad cuando son elegidos con cierto criterio, cuando responden a lo que va sucediendo sin ser planificado, cuando nos alcanzan en el tiempo en que podemos dar lo mejor de nosotros mismos.

Si lo piensas bien, cualquier persona estaría dispuesta a complicarse la vida por aquel a quien quiere, por el amigo que necesita de él, por una promesa firme de felicidad, por un trabajo que sea más que un horario, por ser más que útil o un instrumento en manos del tiempo, por ser mejor en lo que hace con frecuencia. Si lo piensas bien, tanto yo -que estoy escribiendo- como tú -que estás leyendo- nos complicamos la vida diariamente con requerimientos de aquí y de allá, y más de una vez hemos pensado que repetiríamos una y mil veces. No sólo no nos importaría complicarnos la vida por amor o por la felicidad, o por el futuro de alguien, o por mejorar el mundo. Nos encantaría complicarnos la vida, sufrir si fuera necesario y llorar por ello, si supiésemos que merece la pena o creyésemos en ello. Nos dejaría sin dormir un sueño de semejante grandeza. Nos parecería ridículo el descanso sin cansancio, la risa sin el llanto, la pasión sin el sudor, lo más maravilloso del mundo sin lo más cotidiano. Aquí, donde se dan la mano los contrarios y se vuelve paradójico tanto el mirar como el pensar, la vida se ha complicado, la vida se muestra en todo su esplendor al margen de las fáciles simplificaciones de quienes quisieran quedarse sólo con una de sus partes sin arriesgar con toda intensidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s