En ocasiones veo niños, pequeños e inocentes como son los niños

Sólo en ocasiones, la verdad. Como aquella famosa frase que hablaba de extraños seres imaginarios llamados fantasmas. Pues lo mismo me pasa a mí en medio de un colegio moviéndome de clase en clase. Que en ocasiones veo niños en el lugar que ocupan los niños, con sus pupitres pequeños y aplicándose en los rudimentos básicos. En otros momentos, la mayoría, encuentro cuerpos de niños con el alma perdida entre el mundo de los adultos y sus cargas y ese otro mundo que les tocaría disfrutar entre juegos. Ayer un pequeño lloró desconsoladamente en clase, otros vinieron a dar abrazos que no merecía muestra de su necesidad de cariño, y hoy… lo de hoy no puedo contarlo. Por eso digo que en ocasiones veo niños allí donde deberían estar. Sin temor a equivocarme diría que los padres que juegan a recuperar la infancia que no vivieron, o no pudieron vivir, en las vidas de sus hijos lo único que consiguen es matar su inocencia tempranamente, cuando no ha recubierto todavía de humildad y sencillez su corazón, ni la alegría ha conseguido calar hondo en todo rincón de su ser, especialmente en su mirada y en su escucha hasta alcanzar el alma. Un padre no puede vivir nada más que su vida, pero a los pequeños parece que les toca, casi de obligado y sin consultarles nadie, aguantar sin entender cuanto llevan encima y seguir al ritmo del poco tiempo del que disponen para gozarse en su propia infancia, y de mayores entonces disfrutar recordando lo que hicieron, lo que creyeron, cuanto confiaron en otros y por otros, lo que aprendieron, las poesías que recitaban, los bailes con los que se movían, y las palmas que daban juntos en clase. Si yo tuviera hijos me cuidaría de no robarles lo que les pertenece, y seguir a su lado para vivir poco a poco ese tiempo en el que dejan de ser inocentes aunque sigan siendo niños.

Siento poner una foto tan trágica. Pero mi corazón se duele hoy, y se desgarra con ciertas noticias. No comprendo un mundo que no ama su presente ni la vida que tiene regalada, ni sabe cuidar de los más pequeños. No porque estos sean el futuro, ni por lo que les toque hacer mañana, que nunca sabemos, sino porque sigue sin darse cuenta de que todos, sin distinción, necesitamos aprender mucho de los pequeños, necesitamos cuidarlos y amarlos para vivir humanamente, necesitamos velar por sus derechos y su crecimiento para ser dignos como sociedad. No me entran en la cabeza determinadas cosas. Así que me lamento.

Ojalá pudiera hacer algo más de cuanto hago, ojalá la escuela protegiera más y mejor, ojalá integrara más a las familias, ojalá estuviéramos siempre en el mismo barco y no a merced de sus señorías las leyes cambiantes de distintos signos. Ojalá, de corazón, el centro de la escuela fuera cada pequeño más pequeño, cada débil e  inocente niño.

Anuncios

2 comentarios sobre “En ocasiones veo niños, pequeños e inocentes como son los niños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s