Las cosas del futuro

Me hacen gracia estos días, y ya os contaré por qué en otro momento, que en la Feria de Las Vegas se anuncien cosas del futuro a personas del presente, que todavía no han disfrutado -quizás- ni siquiera su propia vida. Me hace gracia sobre todo porque el titular sigue vendiendo mucho. Como si al hombre le gustase desgustar y pudiese saborear sin más el sueño de tener lo que no tiene, y le fuera suficiente ver lo que -quizá- tocará algún día. Es similar a un juego, se parece a un baile de ideales, tiene forma de nube y atrapa al mismo tiempo a los pasajeros.

Dije un día que tarea del hombre que quiere vivir es ser siempre peregrinos, y la vida, que escucha y no olvida fácilmente, y graba con música a fuego las notas de nuestros labios, me devuelve hoy la misma moneda. Y siempre peregrinos, de aquí a un sitio distinto donde caminar. Porque de eso se trata. Y visto el cansancio del camino, y que se hacen muchos amigos en el trayecto de una jornada, por qué no preguntar día tras día cómo fue tu sueño a quienes viven con nosotros compartiendo pasos hacia el futuro que no está sino por venir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s